La violencia estalla en las protestas contra las restricciones por el Covid-19 en varios países

·4 min de lecture

Al menos siete personas resultaron heridas y más de 20 fueron arrestadas, durante las protestas contra la reimposición de medidas para frenar el Covid-19, en Rotterdam, Países Bajos. En medio de un repunte de la pandemia en algunos países y las nuevas medidas, las protestas también se extendieron a países como Austria y Australia.

El repunte de la pandemia del Covid-19 que ha llevado a nuevas restricciones ha desatado el descontento social en varios países.

El alcalde de Rotterdam, Países Bajos, condenó este sábado "una orgía de violencia" en las protestas contra las medidas en la ciudad portuaria, tras los disturbios que dejan al menos siete heridos y más de 20 arrestados.

Multitudes de personas incendiaron autos, prendieron fuegos artificiales y arrojaron piedras a la Policía, mientras los uniformados respondían con disparos de advertencia y ráfagas de agua.

"La policía se vio obligada a sacar sus armas e incluso a lanzar disparos directos (…) Fue "una orgía de violencia. No puedo pensar en otra forma de describirlo", sostuvo el alcalde de Rotterdam, Ahmed Aboutaleb, durante una rueda de prensa.

Varios miembros de la fuerza pública también resultaron heridos y los agentes informaron que arrestaron a más de 20 personas. Las autoridades señalaron que habrá nuevas detenciones tras estudiar imágenes de video de las cámaras de seguridad en los lugares que fueron centro de la violencia.

"El derecho a protestar es muy importante en nuestra sociedad, pero lo que vimos anoche fue simplemente un comportamiento criminal", afirmó el ministro de Justicia neerlandés, Ferd Grapperhaus, en un comunicado en el que agregó que la "violencia extrema" contra la Policía y los bomberos en Rotterdam era "repulsiva".

Los manifestantes salieron a las calles en rechazo a los planes del Gobierno de restringir el acceso a lugares públicos solo a quienes cuenten con un certificado de vacunación, una constancia de recuperación reciente del virus o los resultados negativos de una prueba para detectar el Covid-19.

El país ha experimentado un número récord de contagios en los últimos días y desde el pasado 13 de noviembre entró en vigor un nuevo cierre parcial de negocios como bares y restaurantes. Asimismo, está prohibida la asistencia de público a eventos deportivos. Las medidas se extenderán hasta al menos el 4 de diciembre, según lo anunciado por el primer ministro neerlandés en funciones, Mark Rutte, quien aseguró que la reintroducción de las reglas era “inevitable”.

Manifestantes a favor y en contra de la vacunación protestan en Australia

Miles de personas se movilizaron este sábado contra la obligatoriedad de la vacunación para algunos sectores de la población como educación y salud, aunque las reglas varían según cada estado.

Con gritos como "Libertad” y con carteles en los que se leía “Pongan fin a la segregación”, los detractores de las medidas marcharon por el centro de Melbourne, la segunda ciudad más poblada del país, y que fue la más afectada por la pandemia.

Asimismo, se registraron manifestaciones en Sidney, Brisbane y otras ciudades.

Si bien la inmunización en el ámbito nacional es voluntaria, los estados y territorios han exigido vacunas para muchas ocupaciones y han prohibido a los no inoculados que participen en actividades como ingresar a restaurantes y conciertos.

Paralelamente, multitudes más pequeñas se congregaron para respaldar las medidas que han llevado a Australia a ser uno de los países con más personas vacunadas contra el virus: el 85% de sus habitantes, según cifras oficiales.

Australia, que el mes pasado vivió un rebrote del Covid-19 vinculado a la variante delta, mucho más contagiosa que las cepas originales del virus, acumula más de 196.000 contagios y 1.933 fallecidos, desde el inicio de la pandemia. Son cifras mucho más bajas que las de otras naciones desarrolladas.

Las protestas se extienden en Austria tras el anuncio de un nuevo confinamiento nacional

En Viena, miles de ciudadanos, protestaron un día después de que el Gobierno anunciara que a partir de este lunes 22 de noviembre el país entra en un nuevo confinamiento.

Además, las autoridades informaron que a partir del próximo 1 de febrero estar vacunado contra el nuevo coronavirus se convertirá en un requisito obligatorio.

Los manifestantes ondearon banderas austriacas y portaron carteles con consignas como "no a las vacunas", "ya es suficiente" o "abajo la dictadura fascista".

Aproximadamente el 66% de la población de Austria está completamente vacunada contra el nuevo coronavirus, una de las tasas más bajas de Europa occidental. Muchos austriacos son escépticos sobre las vacunas, una opinión alentada por el Partido de la Libertad de extrema derecha, el tercero más grande en el Parlamento.

Con Reuters, AP y EFE

Notre objectif est de créer un endroit sûr et engageant pour que les utilisateurs communiquent entre eux en fonction de leurs centres d’intérêt et de leurs passions. Afin d'améliorer l’expérience dans notre communauté, nous suspendons temporairement les commentaires d'articles