Sudán: doce exministros renuncian simbólicamente en rechazo al pacto entre Hamdok y los militares

·4 min de lecture

Una docena de exfuncionarios de las Fuerzas de la Libertad y el Cambio presentaron la dimisión a sus cargos en forma simbólica, como una manera de repudiar el acuerdo alcanzado entre Abdelfatah al Burhan, el jefe del Ejército y líder golpista, y Abdalá Hamdok, primer ministro depuesto que retomó su puesto. Además, el pasado domingo los militares liberaron a algunos presos políticos arrestados después del golpe de Estado en octubre, como parte del pacto.

El acuerdo alcanzado entre el jefe del Ejército, Abdelfatah al Burhan, y el restituido primer ministro Abdalá Hamdok sigue generando controversia en Sudán. Este lunes 22 de noviembre, doce exministros de las Fuerzas de la Libertad y el Cambio renunciaron simbólicamente a sus cargos en rechazo al pacto. Estos exfuncionarios habían sido destituidos después del golpe de Estado de octubre pero no habían reconocido la legitimidad de esas acciones.

Los ministros informaron de su renuncia en un comunicado difundido a través de la cuenta de Facebook del Ministerio de Información del Gobierno. Un día antes habían rechazado el pacto al considerar que "legitima el golpe militar". Los ministros declararon "al pueblo sudanés nuestra inocencia respecto a este acuerdo y afirmamos nuestro adhesión a la decisión de nuestro pueblo de recuperar su gobierno civil".

En una entrevista, Jamal Idris, un miembro del Consejo Central de las Fuerzas de la Libertad y el Cambio, explicó a la agencia EFE que "no hay negociación, ni asociación, ni legitimidad para los golpistas".

Idris también afirmó que el acuerdo "solo representa a Hamdok, que se sometió a las demandas de los uniformados, y no a su grupo, que promovió a Hamdok para encabezar el primer Consejo de Ministros formado tras el derrocamiento en abril de 2019 del dictador Omar al Bashir, con el objetivo de liderar la transición democrática".

Finalmente, concluyó que "este es un acuerdo de sumisión, porque Hamdok llegó desde su arresto domiciliario al palacio presidencial y firmó (con Al Burhan) el acuerdo sin consultarnos". Y aseguró que seguirá promoviendo manifestaciones, actos de desobediencia civil y huelgas políticas para lograr la anulación de lo pactado.

Por su parte, Walid Ali, portavoz de la Asociación de Profesionales Sudaneses, sindicato independiente que ha estado detrás de las movilizaciones desde 2019, calificó el pacto como una traición: "El acuerdo se produjo en respuesta a los deseos de los golpistas y en un intento de legitimar el golpe de Estado". Y agregó que es "un suicidio político de Hamdok".

El Gobierno depuesto estaba compuesto por 26 ministros. De este número, 17 pertenecían a las Fuerzas de la Libertad y el Cambio. Esta alianza de partidos políticos y agrupaciones civiles representaban a la sociedad civil en las instituciones del Ejecutivo transitorio pactado con los militares tras el derrocamiento del exdictador Omar al Bashir en 2019. Además, fue la que propuso a Hamdok como primer ministro de Sudán.

La comunidad internacional celebró el pacto

El acuerdo, por el contrario, ha sido bien recibido por la comunidad internacional. La denominada "troika" sudanesa, conformada por Estados Unidos, Reino Unido y Noruega, así como la Unión Europea, Suiza y Canadá celebraron el pacto entre al Burhan y Hamdok.

“Nos alienta el renovado compromiso con la Declaración Constitucional de 2019 como base de la transición hacia la democracia”, subrayaron. Además, depositaron su confianza en el primer ministro.

Y aunque aplaudieron la liberación de Hamdok y otros ministros, instaron a “la liberación inmediata de todos los demás detenidos políticos, no solo en Jartum sino en todas las partes del país”.

“Todos estos son pasos cruciales para restaurar la transición, el orden constitucional y el Estado de derecho de Sudán”, aseguraron. Y confirmaron su “solidaridad con el pueblo sudanés y su apoyo para una transición exitosa que conduzca a un Sudán libre, democrático, justo y pacífico”.

Finalmente, manifestaron que “sigue siendo fundamental que se permita al pueblo sudanés expresar pacíficamente sus opiniones, libre de violencia o amenaza de violencia”. Esto, en relación a las decenas de muertes, cientos de heridos y detenidos en manifestaciones en el país.

En efecto, se comprometieron a investigar las muertes y lesiones y pidieron que "esa investigación sea exhaustiva, independiente y transparente". Además, mostraron su rechazo a las agresiones propiciadas hacia los periodistas en el país africano.

Liberan a presos políticos detenidos después del golpe de Estado

El pasado domingo, las autoridades locales pusieron en libertad a cuatro presos políticos que fueron arrestados el pasado 25 de octubre, día en que se llevó a cabo el golpe de Estado en Sudán. Esta era una de las condiciones de la declaración política firmada entre el líder golpista y presidente del Consejo Soberano y el restituido primer ministro.

Entre los liberados están Siddiq al Sadiq al Mahdi, líder del partido Umma; Al Rayh al Sahuri, responsable de la formación árabe socialista Baaz; Omar al Diqir, de la agrupación Congreso Sudanés; y Yaser Arman, asesor para asuntos políticos del primer ministro. Así lo informó una fuente que pidió no ser identificada.

Hamdok y su esposa, que habían sido puestos en arresto domiciliario, también fueron liberados este domingo. El informante precisó que se espera que los demás presos políticos sean liberados en las próximas horas.

Con EFE

Notre objectif est de créer un endroit sûr et engageant pour que les utilisateurs communiquent entre eux en fonction de leurs centres d’intérêt et de leurs passions. Afin d'améliorer l’expérience dans notre communauté, nous suspendons temporairement les commentaires d'articles