Miles de migrantes siguen atrapados entre Polonia y Belarús mientras aumenta la tensión

·4 min de lecture

El ministro de Defensa polaco, Mariusz Blaszczak, informó que se registraron “cientos de intentos” de migrantes por cruzar la frontera entre su país y Belarús, por lo que decenas fueron arrestados. Entretanto, Varsovia y Minsk se acusaron mutuamente de “maltratar” a los extranjeros estancados en la zona y de usarlos como “escudos humanos”.

El drama para cientos de migrantes continúa en la frontera entre Polonia y Belarús, mientras ambos gobiernos elevan la disputa.

Desesperados por salir de los campamentos en los que permanecen estancados por semanas, y en algunos casos meses, decenas de inmigrantes intentaron cruzar la frontera hacia Polonia, pese a que la zona está altamente militarizada.

"Un grupo de unas 60 personas" lograron atravesar el límite fronterizo, según reportó la cadena polaca 'PolSat'. Sin embargo, el ministro Mariusz Blaszczak informó que “todos los que consiguieron pasar fueron detenidos".

La Guardia Nacional de Polonia especificó que tras lo ocurrido fueron tramitadas las órdenes de expulsión para 48 de los extranjeros involucrados y otros 12 quedaron bajo arresto.

En medio de las bajas temperaturas y varados a solo unos metros de la valla que separa a la ciudad polaca de Kuznica y la región de Grodno, en el lado bielorruso, permanecen hasta 4.000 migrantes, según cifras de Varsovia.

La mayoría de migrantes proviene de África y Medio Oriente, entre los que se cuentan cientos de mujeres y niños, rodeados de tropas de ambos países, lo que ha generado temores de un enfrentamiento armado.

Han quedado atrapados no solo en los campamentos improvisados, sino también en el cruce de acusaciones entre los gobiernos de Belarús y Polonia.

Acusaciones por presunto maltrato a migrantes

Tras ser acusado por meses de alentar deliberadamente el paso de migrantes desde su país hacia suelo polaco en retaliación por las sanciones económicas impuestas a su Gobierno, la Administración del mandatario bielorruso, Alexander Lukashenko, señaló a las autoridades polacas de “golpear” y “maltratar” a los migrantes varados.

El servicio de guardia de fronteras de Belarús sostuvo, mediante un comunicado, que cuatro guardias polacos golpearon a cuatro personas de etnia kurda cuando intentaban cruzar la frontera.

"A juzgar por las numerosas heridas en los cuerpos de los migrantes, las fuerzas de seguridad polacas maltrataron a las personas y, usando la fuerza las empujaron detrás de una cerca de alambre de púas en la frontera con Belarús (…) Según los refugiados, fueron detenidos en el territorio de Polonia donde habían intentado pedir protección y estatus de refugiados", aseguró la nota.

El martes, Lukashenko culpó a su vecina nación de señalarlo como responsable de la crisis migratoria para justificar acciones violentas en la zona afectada. "Para llevar a cabo una guerra con estas personas desafortunadas en la frontera de Polonia con Belarús y hacer avanzar columnas de tanques, está claro que esto es un ejercicio de entrenamiento o un chantaje", afirmó el mandatario bielorruso.

El Gobierno polaco también lanzó fuertes acusaciones contra Minsk. Luego de visitar la frontera, el primer ministro Mateusz Morawiekci aseguró que los migrantes están siendo utilizados por Belarús como parte de "un nuevo tipo de guerra en la que las personas son utilizadas como escudos humanos".

Bruselas y Varsovia también han responsabilizado a Minsk de utilizar la violencia contra los migrantes para forzarlos a pasar la frontera.

"Esto es parte del enfoque inhumano y realmente al estilo gángster del régimen de Lukashenko de que le está mintiendo a la gente, está abusando de la gente y llevándola a Belarús con la falsa promesa de tener una fácil entrada a la Unión Europea", indicó un portavoz de la Comisión de la UE.

Merkel pide la intervención de Rusia

Ante la creciente tensión, la canciller alemana Ángela Merkel pidió en las últimas horas al presidente de Rusia, Vladmir Putin, aliado de Belarús, que presione a Lukashenko para acabar con la problemática. Sin embargo, el Kremlin ya se ha mostrado a favor de Belarús y responsabiliza al bloque comunitario de la crisis.

Durante meses, la comunidad de los 27 países ha afirmado que el aumento del flujo migratorio se debe que la Administración de Lukashenko ha atraído a miles de personas vulnerables desde países como Siria, Irak y Afganistán, entre otros, con visas de turista, para luego animarlos a cruzar hacia suelo polaco y por ende a territorio de la UE.

Mientras el choque político y las amenazas de una confrontación militar se elevan, miles de personas se encuentran en condiciones precarias en la frontera y ruegan por recibir asilo urgente.

Con Reuters AP y AFP

Notre objectif est de créer un endroit sûr et engageant pour que les utilisateurs communiquent entre eux en fonction de leurs centres d’intérêt et de leurs passions. Afin d'améliorer l’expérience dans notre communauté, nous suspendons temporairement les commentaires d'articles