Libia: el hijo de Muamar al Gadafi presentó su candidatura a las elecciones presidenciales

·2 min de lecture

Saif al Islam, el hijo del fallecido dictador Muamar al Gadafi, presentó su candidatura a las elecciones presidenciales de Libia. Están previstas para llevarse a cabo el próximo 24 de diciembre, aunque hay posibilidad de que sean aplazadas. Serían los primeros comicios de este tipo en este país, desde que se independizó de Italia en 1951.

Este domingo 14 de noviembre, Saif al Islam, hijo del fallecido dictador Muamar al Gadafi, presentó su candidatura a las elecciones presidenciales de Libia. Los medios locales informaron que registró la documentación en la ciudad meridional de Sebha, capital del sur. Un hecho predecible, ya que el pasado julio, en una entrevista para el diario "The New York Times", había manifestado su intención de participar en los comicios.

Se espera que el militar Jalifa Hafter y el primer ministro del Gobierno Nacional de Unidad transitorio (GNU), Abdul Hamid al Debeibah, se sumen a la carrera.

Las presidenciales, convocadas hace un año por el Foro para el Diálogo Político de Libia (FDPL), un organismo no electo creado "ad Hoc" por la ONU, están previstas para llevarse a cabo el próximo 24 de diciembre. Sin embargo, las disputas entre los diferentes grupos rivales ponen la celebración en el aire, a pesar de que Francia, Estados Unidos, Italia, Alemania, España y las Naciones Unidas insisten en que se respete la fecha fijada.

De ser así, serían las primeras elecciones presidenciales que se llevan a cabo en este país, desde que se independizó de Italia en 1951.

En Libia, grupos de poder en Trípoli, la capital, luchan constantemente por el control del mando del país y de sus abundantes recursos energéticos. Esto ha desatado una guerra civil interna, que ha sumergido a la nación en un periodo de caos.

¿Quién es Saif al Islam?

Saif al Islam es el segundo hijo de Muamar al Gadafi, un militar y dictador​​ que gobernó Libia durante 42 años.

El 19 de noviembre de 2011, un mes después del asesinato de su padre, fue capturado por las milicias de Zintan, una ciudad occidental libia, y condenado a la pena capital por un tribunal de Trípoli. Lo juzgaron en rebeldía, ya que sus captores se rehusaban a liberarlo.

Pero en 2017, el Batallón Abu Bakr al Siddiq lo liberó y, en teoría, lo entregó a las fuerzas bajo el control del mariscal Jalifa Hafter, hombre fuerte y tutor del Parlamento. Hafter, a quien Gadafi consideraba como un hijo, facilitó la amnistía de al Islam y lo protegió de la orden de captura dictada por el Corte Penal Internacional (CPI), ya que es buscado internacionalmente por presuntos crímenes de lesa humanidad. Esto, a pesar de que para Hafter fue una traición que Gadafi se desentendiera de él cuando cayó en prisión en 1987.

Desde que Saif al Islam consiguió su libertad, su paradero ha sido siempre una incógnita. Sin embargo, es sabido que ha pasado largas temporadas en el sur de Libia.

Con EFE y Reuters

Notre objectif est de créer un endroit sûr et engageant pour que les utilisateurs communiquent entre eux en fonction de leurs centres d’intérêt et de leurs passions. Afin d'améliorer l’expérience dans notre communauté, nous suspendons temporairement les commentaires d'articles