Francia impone toque de queda en Guadalupe tras la movilización contra el pase sanitario

·4 min de lecture

El Gobierno francés respondió a las manifestaciones del movimiento que se opone a la obligatoriedad de la vacuna contra el Covid-19 para el personal sanitario enviando efectivos policiales al archipiélago y decretando un toque de queda entre las 6:00 pm y las 5:00am, con efecto inmediato. La medida se produce tras cumplirse cuatro días de protestas en la capital Pointe-à-Pitre.

Ante las violentas protestas que se desarrollan en la isla francesa de Guadalupe, el Gobierno anunció este viernes 19 de noviembre el envío de al menos 200 efectivos de la policía para reforzar las labores de los organismos locales de seguridad.

"Estarán en puesto en los próximos días”, anunciaron los ministros franceses de Ultramar, Sebastien Lecornu, y de Interior, Gérald Darmanin, a través de un comunicado conjunto en el que además condenaron "con firmeza las acciones violentas ocurridas en las últimas horas en Guadalupe”.

Alexandre Rochatte, prefecto de Guadalupe, anunció un toque de queda que se mantendrá hasta el 23 de noviembre, con el fin de calmar a los manifestantes. En un comunicado, el funcionario agregó que, entre otras cosas, "se prohíbe la venta de gasolina en bidones".

Las movilizaciones fueron desarrolladas por un colectivo de organizaciones sindicales y ciudadanas que se expresan en contra del pase sanitario y la obligación de vacunarse contra el Covid-19.

No obstante, estas se han visto opacadas por actos violentos como la quema de inmuebles en la capital Pointe- à-Pitre. Así lo dieron a conocer representantes del cuerpo de bomberos a la agencia de noticias AFP.

Adicionalmente, se ha mantenido un bloqueo de las principales vías y hacia el Centro Hospitalario Universitario (CHU).

Dichos movimientos rechazan la obligación para los médicos de presentar en su trabajo un certificado sanitario que demuestre que cuentan con la pauta completa de vacunación, han superado la enfermedad en un período menor a seis meses o cuentan con una prueba negativa reciente, medidas que están en vigor en toda Francia.

Adicionalmente, el certificado sanitario es necesario en el país para la realización de actividades cotidianas como ir al cine o al teatro, y también para ingresar a un bar, un café o un restaurante.

Falta de médicos, un problema que surge debido a la situación

En el CHU, los bloqueos en las vías perjudican al personal que proviene de otros lugares. “Estamos obligados a esperar que todo el personal se presente para iniciar actividades y esperar la llegada de los relevos para mantener la continuidad" dijo Anne-Gaëlle Pascale, ejecutivo sanitario en el quirófano del CHU.

“Hay un filtraje a la entrada, y más para los internos quienes algunos están impedidos de poder ingresar. Algunos han sido agredidos por una persona encapuchada”, afirmó Cédric Zolezzi, codirector del centro hospitalario, y quien deplora “la ausencia de diálogo”.

Pascale recordó que, desde inicios del mes de noviembre, la situación es compleja al contar "con personal restringido” al instaurarse la obligatoriedad de la vacuna para médicos y enfermeros. En cirugía, por ejemplo, el 50 % del personal médico estuvo ausente, aunque "están regresando poco a poco”.

Según la dirección del CHU, alrededor del 87% de los trabajadores del centro poseen un pase sanitario. Pero algunos están suspendidos por pase no válido, lo que se adjunta a “una ola de bajas por enfermedad”, que sería “debido a una instrucción sindical”, dijo Cédric Zolezzi.

Sandro Sormain, secretario adjunto de la UTS-UGTG, el sindicato de los agentes de salud y de los trabajadores de Guadalupe, responsabilizó a "quien impuso la obligación de vacunarse”. Adicionalmente, alerta que podría existir un punto de quiebre debido a la carga de trabajo porque "un equipo reducido al 50 % quiere decir que los que quedan hacen el trabajo de dos personas".

Las manifestaciones frenan las actividades cotidianas

Por otro lado, la rectora de la región académica de Guadalupe, Christine Goff-Ziegler, calificó a los alumnos como "las primeras víctimas" y condenó "todos los actos de vandalismo y de obstrucción del tráfico o el acceso a los establecimientos de los que los alumnos".

En otros lugares, los bloqueos a las carreteras habrían sido levantados por la acción de los residentes o conductores, aunque en las zonas rurales los bloqueos en las vías siguen impidiendo el paso generando daños al comercio agrícola.

La Unión de Empresas Medef condenó "firmemente la prohibición a la libertad de circulación". "Después de meses de medidas restrictivas para nuestra población y para la economía del país, es inaceptable permitir que prospere esta espiral de autodestrucción", señaló la patronal en un comunicado.

Con EFE y AFP

Notre objectif est de créer un endroit sûr et engageant pour que les utilisateurs communiquent entre eux en fonction de leurs centres d’intérêt et de leurs passions. Afin d'améliorer l’expérience dans notre communauté, nous suspendons temporairement les commentaires d'articles