El Covid-19 recrudece en Europa y precipita a medidas restrictivas

·4 min de lecture

A contramano del resto del mundo, el viejo continente mostró una crecida en los contagios por cada 100.000 habitantes y encendió las alarmas respecto a una posible nueva ola del virus. Ante esta circunstancia, algunas naciones tomaron la iniciativa de aplicar nuevas medidas, como Países Bajos que piensa restringir el acceso de los ciudadanos que no estén vacunados.

El avance paulatino de la vacunación en la población mundial ayudó a paliar las consecuencias de la pandemia del coronavirus, aunque aún hay un alto porcentaje de faltantes de inmunizantes y lugares donde acceder a una dosis es difícil.

Sin embargo, en Europa –donde hay buen acceso a vacunas– se viven horas de incertidumbre luego de un notorio crecimiento en la cantidad de contagios, según arrojó el último informe epidemiológico de la Organización Mundial de la Salud que se publicó este miércoles 17 de noviembre.

La semana pasada, el viejo continente reportó una subida del 5% de muertes por Covid-19, estando a contramano del resto del mundo, donde los números en ese rubro se mantuvieron o hasta disminuyeron. Por su parte, en América –incluyendo a Estados Unidos, el que más casos presenta en todo el mundo- los fallecimientos decayeron un 3%; en la región de Pacífico Occidental (que abarca también a China) fue un 6% y en el Mediterráneo Oriental un 14%.

En lo que respecta a los contagios, hubo un repunte a nivel global, pero en Europa mucho más elevado. Por cada 100.000 habitantes, 230 personas contrajeron el virus, mientras que en América solo 74.

Con Rusia a la cabeza, los países europeos padecen un nuevo golpe por la pandemia

Rusia, luego de ocho días seguidos superando la barrera de los 1.200 muertos, registró hoy un nuevo récord al alcanzar los 1.247 este miércoles, informó el centro operativo de lucha contra la pandemia. En la actualidad, es la nación con más fallecimientos diarios en todo el mundo. Además, tuvieron más de 35.000 nuevos casos de contagio.

El Gobierno ruso atribuye esta situación a la letalidad de la variante Delta, pero también a la falta de cumplimiento de las reglas sanitarias y la baja tasa de vacunación, que apenas marca un 49% sobre el 80% que esperan las autoridades.

Este rebrote también alcanzó a países que han sobrellevado el coronavirus con cierta tranquilidad como Noruega que este miércoles también tuvo una nueva plusmarca de contagios diarios, sumando 2.552, 20% más que la semana anterior.

Las autoridades noruegas, que eliminaron todas las restricciones a fines de septiembre, anunciaron que restaurarán medidas como permitir que se pida un 'pasaporte Covid' en ciudades de alto contagio u ofrecer una dosis de refuerzo a los mayores de 18 años.

Dentro de los nórdicos, Dinamarca también reintrodujo el pasaporte ante la suba de infectados; entretanto Suecia no contempla esa posibilidad debido a su estabilidad en las cifras.

Austria y Hungría, dos de los países con una tasa de vacunación por debajo de la media europea, también son azotados por la cantidad de casos de coronavirus. Los austríacos tienen una de los porcentajes más altos de contagio en Europa en estas semanas y estudian instaurar cierres impopulares, al menos para los no vacunados. Mientras que Hungría registró la cantidad de infectados más alta desde marzo de este año.

Revivir las restricciones con el foco en los no vacunados

Para buscar una solución, las potencias del continente estudian diferentes opciones para detener este brote. En Alemania piensan en imponer una vacunación obligatoria para algunos sectores de trabajadores y restringir el transporte público.

La canciller alemana Angela Merkel describió la situación de su país como "dramática" mientras los contagios y las hospitalizaciones marcan nuevos récords y las autoridades buscan alternativas para frenar el avance del virus.

Por su parte, en Italia entran en vigor nuevas disposiciones como la obligatoriedad de mostrar el certificado sanitario para abordar transportes, incluyendo taxis, o la habilitación para detener los trenes si un pasajero muestra síntomas de Covid-19.

En Grecia, desde principio de mes, tomaron la decisión de que las personas no vacunadas tengan que presentar una prueba de Covid-19 para ingresar a las terrazas dado que los espacios cerrados son exclusivos para vacunados. En restaurantes, bancos y edificios públicos, es obligatorio mostrar un certificado de vacunación o una prueba rápida negativa.

Por último, este miércoles se debatirá en Países Bajos la posibilidad de excluir totalmente a las personas no vacunadas de eventos y lugares concurridos, aunque den negativo en un testeo, una polémica que divide las aguas entre los políticos neerlandeses.

Notre objectif est de créer un endroit sûr et engageant pour que les utilisateurs communiquent entre eux en fonction de leurs centres d’intérêt et de leurs passions. Afin d'améliorer l’expérience dans notre communauté, nous suspendons temporairement les commentaires d'articles