COP26, día 12: Costa Rica y Dinamarca lanzan pacto para acabar con los combustibles fósiles

·4 min de lecture

Francia, Groenlandia, Irlanda, Suecia, Gales y la provincia canadiense de Quebec se unieron a la alianza internacional promovida por Costa Rica y Dinamarca que busca desvincular las economías de la producción de petróleo y gas. A pesar de ser un paso ambicioso hacia las energías limpias, muchas de las naciones que más producen combustibles fósiles no se unieron a la alianza.

Un paso hacia la lucha contra los combustibles fósiles. En un comunicado conjunto, Costa Rica y Dinamarca anunciaron la alianza internacional 'Beyond Oil', que busca liberar la economía de los países de la producción de petróleo y gas. El anuncio se dio en el marco de la Conferencia de las Naciones Unidas (COP26) este 11 de noviembre y ahora busca que más naciones se suscriban al tratado.

Los miembros del pacto por ahora son Francia, Groenlandia, Irlanda, Suecia, Gales y la provincia canadiense de Quebec.

El pacto, según comunicaron sus promotores, se trata de un grupo de “pioneros” que pretenden aumentar la presión para acabar con el suministro de combustibles fósiles.

"Es nuestra ambición que este sea el comienzo del fin del petróleo y el gas", sentenció para Reuters el ministro del Medio Ambiente danés, Dan Jorgensen.

A pesar del optimismo de los fundadores, muchas de las naciones que son grandes productoras de combustibles fósiles estuvieron ausentes. Ese es el caso del organizador de la cumbre, Reino Unido, y también de Rusia, Arabia Saudita y Estados Unidos.

Ambientalistas resaltan que la falta de compromiso por parte de dichos países da cuenta de la dificultad de imponer políticas globales que permitan poner fin a la producción de combustibles fósiles.

Tal como ha ocurrido con Estados Unidos y Rusia, que a pesar de mostrarse a favor de adoptar medidas para hacerle frente a la emergencia climática, no han dado pasos contundentes tanto políticos como económicos para acabar con la producción de combustibles fósiles.

“Comprometerse a alcanzar emisiones netas cero mientras se continúa extrayendo y produciendo combustibles fósiles es una contradicción épica que debe ser denunciada de una vez por todas”, expresó Nafkote Dabi, representante de Oxfam para política climática, y agregó que la nueva alianza “debe ser liderada por países industrializados que se han enriquecido tras décadas de extracción y quema de combustibles fósiles”.

Además, el tratado no prohíbe el consumo de productos generados con petróleo ni su refinado. Solo se concentra en la producción 'upstream', que es el proceso anterior a la extracción o exploración y la producción.

La eliminación de los combustibles fósiles: un compromiso dispar

El compromiso hacia la eliminación de los combustibles fósiles, que bombean gases de efecto invernadero a la atmósfera, sigue siendo dispar entre los países.

Reino Unido ha dicho que no detendrá la producción nacional de petróleo y gas por completo."Si bien la dependencia del Reino Unido de los combustibles fósiles continúa cayendo, seguirá existiendo una necesidad constante pero decreciente de petróleo y gas en los próximos años", dijo un portavoz del Gobierno británico. A pesar de ello, han desarrollado nuevas reglas que contemplan la reducción de las emisiones con la producción 'upstream'.

Por su parte, el Gobierno estadounidense ha intentado impulsar programas más contundentes para luchar contra la emergencia climática, pero sigue inmerso en disputas legales. Muestra de ello es que el plan de gasto social del presidente estadounidense Joe Biden, que contempla la mayor inversión en la contención de la crisis climática, no ha sido aprobado por el Senado y algunos de los miembros de su propio partido siguen sin aceptarlo.

Estados Unidos continúa siendo el mayor productor de petróleo y gas en el mundo.

En cambio, países como Nueva Zelanda, que tienen menor producción de combustibles fósiles, han tomado medidas más contundentes como la prohibición de licencias de petróleo en alta mar.

Groenlandia también cuenta con un plan que estipula anular la entrega de nuevas licencias para extraer petróleo y gas, con miras a cumplir su meta de acabar con los combustibles fósiles entre 2040 y 2050.

Por otro lado, están los países en vía de desarrollo, que como anota Reuters, han recalcado su necesidad de continuar con las extracción de petróleo y gas para una eventual transición a fuentes más limpias.

Unos acuerdos insuficientes

El jefe de política climática de la Unión Europea, Frans Timmermans, recalcó la necesidad de que la eliminación de los subsidios sobre los combustibles fósiles deben permanecer en el acuerdo de la COP26. "Quitarlo sería una señal muy, muy mala", afirmó Timmermans.

El llamado al compromiso se suma al de muchos activistas, científicos y organizaciones no gubernamentales, que han recalcado su preocupación por la falta de contundencia en los compromisos llegados hasta ahora en la cumbre.

La Agencia Internacional de Energía recalcó que deberían erradicarse las inversiones en nuevos combustibles fósiles para poder cumplir con la meta de limitar la temperatura global a 1,5 grados centígrados.

Sobrepasar dicha temperatura podría causar peores catástrofes naturales desde mayores inundaciones hasta incendios y tormentas; por lo que la alarma por los compromisos insuficientes en la cumbre sigue encendida.

Con AP y Reuters

Notre objectif est de créer un endroit sûr et engageant pour que les utilisateurs communiquent entre eux en fonction de leurs centres d’intérêt et de leurs passions. Afin d'améliorer l’expérience dans notre communauté, nous suspendons temporairement les commentaires d'articles