Calais, visto por un refugiado afgano

·1 min de lecture

Abdul, un afgano que huyó de su país a los 26 años, nos hace viajar a la Jungla de Calais, un campo de refugiados en Francia, a través del lente de su cámara...

Abdul huyó de la guerra en Afganistán a los 26 años en busca de una mejor vida, pero no sabía que el camino a Francia iba a ser tan difícil. Cruzó las fronteras de varios países sin documentos, sin hogar, solo y a merced del maltrato.

Abdul notó que en los campos de refugiados no habían periodistas ni fotógrafos documentando la situación que atraviesan muchos de ellos.

En su paso por Serbia, una voluntaria le regaló una cámara fotográfica. Y a partir de ese momento, su vida cambió. Abdul se dedicó a fotografiar a sus compañeros de exilio y a contar historias a través del lente de su cámara con un solo objetivo: que la historia no se repita.

En la jungla de Calais conoció a Nassimm, un afgano de 14 años que se escapó de su país hace unos meses.

Nassim y otros migrantes quieren cruzar el Canal de la Mancha para llegar a Reino Unido, pero las autoridades siempre terminan aguando sus planes. Una situación que Abdul sabe se seguirá repitiendo. Aún así, sigue soñando con traer a su hermano, su familia, y todos los afganos que viven con miedo.

Esta es la historia:

Notre objectif est de créer un endroit sûr et engageant pour que les utilisateurs communiquent entre eux en fonction de leurs centres d’intérêt et de leurs passions. Afin d'améliorer l’expérience dans notre communauté, nous suspendons temporairement les commentaires d'articles