Varios muertos y decenas de heridos en manifestaciones contra el golpe de Estado en Sudán

·3 min de lecture

El Comité Central de Médicos de Sudán informó que al menos diez manifestantes murieron este 17 de noviembre, producto de disparos de las fuerzas de seguridad. Los hechos se registraron en Jartum, la capital, en una nueva jornada de protestas contra la junta militar que perpetró el golpe de Estado el pasado octubre.

Sudán se mantiene en una espiral de violencia después del golpe de Estado del pasado 25 de octubre, el segundo en los últimos tres años.

Al menos diez personas murieron y decenas resultaron heridas en las manifestaciones de este 17 de noviembre, cuando las fuerzas de seguridad dispararon contra una protesta convocada en rechazo a la junta militar, según informó el Comité Central de Médicos del país.

"Las fuerzas golpistas utilizaron fuertemente balas reales en diferentes zonas de la capital y hay decenas de heridos por arma de fuego, algunos de ellos en estado grave", señaló la organización a través de un comunicado.

En la víspera de las movilizaciones, las autoridades anunciaron el cierre de cuatro de los diez puentes que unen a Jartum, la capital, con las ciudades de Bahri y Omdurman.

Asimismo, los ciudadanos volvieron a reportar cortes en los servicios de telefonía e internet, que atribuyen a los militares que controlan el país.

Pero los intentos por acallar las protestas resultaron infructuosos. Miles se manifestaron este miércoles con gritos como “no al poder militar”, con los que desafiaron la represión que ya se ha cobrado la vida de al menos 24 personas, según informes de la prensa árabe.

Lograr un acuerdo que retorne a las autoridades depuestas es “poco realista”

Entretanto, Gibreil Ibrahim, ministro de Finanzas del gobierno derrocado, pero que respalda al Ejército, aseguró que se está agotando el tiempo para que el depuesto primer ministro del país, Abdalla Hamdok, acepte ocupar un lugar en un gobierno dirigido por los militares, como le fue propuesto.

“El país no puede esperar por siempre, si él no aceptó el trabajo, entonces definitivamente otro lo tomará", afirmó Ibrahim.

El político también señaló que los llamados de Estados Unidos y sus aliados de Occidente para que retorne al poder la Administración interina que controlaba la nación, previo al golpe de Estado, son “poco realistas”.

Sus declaraciones representan un desafío a las medidas tomadas por Washington, que, en repercusión por la toma del poder a la fuerza, suspendió la entrega de 700 millones de dólares en asistencia financiera directa.

El Banco Mundial también canceló sus desembolsos para Sudán, cuya economía ha sido fuertemente golpeada por años de mala gestión y sanciones. La situación financiera se agudizó aún más después de la separación de Sudán del Sur, oficializada en 2011, llevándose consigo más de la mitad de los ingresos públicos y el 95% de las exportaciones de petróleo.

La nueva crisis detonó tras semanas de crecientes tensiones entre los líderes civiles y militares que compartían el gobierno. Sin embargo, este país ya ha experimentado varios golpes de Estado desde que se independizó de Reino Unido y Egipto en 1956.

Con AP, Reuters y medios locales

Notre objectif est de créer un endroit sûr et engageant pour que les utilisateurs communiquent entre eux en fonction de leurs centres d’intérêt et de leurs passions. Afin d'améliorer l’expérience dans notre communauté, nous suspendons temporairement les commentaires d'articles